ElQueAsesina - Escritura Creativa

Posts Tagged ‘enfermedad’

Relato breve.

02/07/2014

Perdón amor mío…

Tags: , , , , , , ,

¡Carta de perdón!

 

El amor a veces nos engaña, nos hace sufrir, no alegra, nos devuelve a la vida. Superar un desengaño es duro, te sientes abatido, con mil preguntas y ninguna respuesta, con un dolor en el pecho intenso y un sentimiento de amargura y desanimo, pero con el tiempo se va superando, lo vas dejando atrás, tal vez te cueste más o menos, pero nadie muere de amor, repones fuerza, tratas de conectarte en otras cosas, el trabajo, los amigos, la familia.

Todo cambia cuando el amor de tu vida deja este mundo, y te abandona igualmente pero contra su voluntad preso de su destino. El dolor se convierte en intenso y crónico. La impotencia de no poder remediarlo o cambiarlo se apodera de ti y te hunde cada vez más, hasta que tocas fondo.

Iris decidió que no quería provocarle ese dolor al amor de su vida, alejándose de él.  Confiaba en que él se repondría, encontraría un muevo amor y sería feliz, pero en sus últimos días, cuando su corazón comenzaba a pararse, decidió escribir esta carta.

 

 

Hola amor mío:

Soy Iris, si estás leyendo esto ahora es porque estoy muerta, ya no estoy en este mundo. Siempre me dijiste que no le tenías miedo a la muerte, que cuando llegara tú hora te marcharías sin más, pero yo sí, temo por mi muerte hasta el último momento, que es este en el que con gran dificultad estoy escribiendo estas palabras para ti. Eres merecedor de ellas y de muchas más, porque me lo diste todo, el amor, el respeto y la sinceridad absoluta. Fuiste bondadoso con migo, paciente, y a veces gruñón.

No me atreví a que vivieras este dolor tan grande a mi lado, te quise, te quiero y te querré siempre, por eso tuve que irme, para que no me veas desintegrarme poco a poco. Sé que eres un hombre muy inteligente y que sospechabas algo en mi reacción tan apresurada de dejarlo todo y marcharme, no podía afrontar el dolor de verte sufrir, de dejarte solo en este mundo que no  valoré hasta que supe que no tenía tiempo, que debía marcharme.

Cuanto lo siento el haberte hecho a un lado de mi situación, estoy segura que recibiría tu apoyo, pero a la vez te vería derrumbarte ante mí y no lo soportaría.

Preferí que te decepcionaras de mí y te enojaras pensando que me alejaba sin ningún motivo, que me apartaba de ti abandonándote.

Preferí tu rencor y odio antes que el dolor de verte sufrir por mi muerte, por la injusticia de la vida y del destino que trazaron esta línea para mí.

Acá se apaga mi sol, la luz de las mañanas y el calor que sentía mi piel al penetrar sus rayos, aquí se acaba mi respiración, que últimamente es entrecortada y suave, lentamente va desapareciendo, aquí se acaba el latido de este corazón que como un reloj roto ha dejado de funcionar, que pese al gran amor que lo mantenía vivo no pudo resistir.

Perdón, porque te enteres así de que jamás dejó de amarte mi alma, de que nunca te engañé y siempre te tuve en mi mente en cada momento que estaba lejos de ti.

Cuando me enteré de que el tumor en mi cerebro era definitivo, que el tiempo empezaba a contar hacia atrás no me quedó otra opción que empujarte al vacío y alejarte de mí lo más rápido posible.

Perdón amor mío, por hacerte llorar, preguntándote qué habías hecho mal, por dejarte noches sin dormir, por renegar del amor, y por odiarme.

Perdón amor mío por no dejarte elegir, y privarte de la verdad. En estos momentos, mis últimos momentos te los dedico a ti, amor mío, que iluminaste mi camino y me guiaste, me cuidaste y me aconsejaste.

Me gustaría escribirte mil hojas, pero mi aliento se va apagando poco a poco y la debilidad se apodera de mí, dejándome inmóvil, sin poder continuar.

Perdón amor mío…

¡Perdón amor mío!

Share