ElQueAsesina - Escritura Creativa

¡Estoy bloqueado! Esto empieza así…

Cómo afrontar el bloqueo  ante la página en blanco.

Vencer mi  Inactividad.

Bloqueo del escritor, cuando queremos y no podemos.

Bloqueo del escritor, cuando queremos y no podemos.

 

Esto empieza así…

Me gusta escribir y aprender sobre escritura creativa pero soy lo suficientemente irresponsable para ponerme a hacerlo todos los días con cierta disciplina.

He leído muchos manuales sobre escritura creativa, y lo más importante es escribir ponerlo en práctica. Y pienso: si tanto me gusta, si me apasiona el mundo literario, la vida de los personajes, crear sus mundos, sus historias, vivir  su vida, porque puñetas no lo hago.

A veces no me entiendo, ahora en este momento tengo tiempo para desarrollar mi escritura, he hecho cursos de escritura creativa y tengo mucha información al respecto, manuales, guías, ejercicios de creatividad, bueno de todo, sólo hace falta ponerse manos a la obra.

Pienso que es una locura, voy a una librería y veo libros sobre géneros literarios, o técnicas narrativas, cómo crear tu novela, cómo desarrollar un relato, me abalanzo sobre ellos, los quiero comprar todos.

¿Para qué?, luego en casa los leo, los analizo, tomo apuntes hago cuadros y surgen ideas, pero no escribo ni una sola palabra. Qué sentido tiene tener tanta creatividad, tantas ganas, tantos conocimientos si no escribo ni media página.

 

¡Hoy no se me ocurre nada que escribir!

¡Hoy no se me ocurre nada que escribir!

 

Tal vez esto le pasa a mucha gente, o tal vez me pase sólo a mí, pero tengo claro que me encanta leer y escribir, profundizar estudiar y aprender, pero si no lo pongo en práctica mucho me va a costar crecer en esta área.

He leído información sobre bloqueo del escritor, miedo a la página en blanco. Yo tengo ideas, historias que contar, imaginación, pero es que me cuesta arrancar y cuando estoy en ello, me cuesta seguir un ritmo continuado.  Incluso tengo libros con técnicas de creatividad para salir del bloqueo, pero si no las pongo en práctica, no me sirve de mucho.

Tengo tiempo y  un espacio agradable para mi labor de escritura, con mis libros, mis apuntes y documentación.  Y me pregunto: ¿qué es lo que me falta?, ¿por qué no sé por dónde empezar?

Leí en un blog que había ciertas pautas o claves para desarrollar el hábito de la escritura, y más cuando lo haces por placer y no por dinero, son las siguientes:

Constancia, creatividad, dedicación, ilusión, credibilidad, y altruismo. Hay algunas que tengo y otras que me falta desarrollar.

Constancia: marcarme objetivos, escribir todos los días, dedicar cierta franja horaria sólo y exclusivamente a la escritura.

Dedicación: desarrollar con ímpetu cada personaje, hilvanar la historia, documentarme  para conseguir  verisimilitud, para poder empalizar con el lector.

Credibilidad: creer en mí, que soy capaz de hacerlo, de conseguir esas metas. Que crean en mis escritos, probablemente con miles de fallos al principio, la experiencia y las críticas constructivas ayudan a crecer  como artista de las letras.

Creatividad e ilusión tengo mucha, se me ocurren muchas ideas y me gustaría exponerlas al mundo entero, tengo ilusión en lo que puedo llegar a hacer, pero a la vez tengo miedo.

Me encanta leer, y escogí un libro sobre autodisciplina para reconocer mis errores y dedicarme de una vez por todas a lo que realmente me gusta, tengo la oportunidad y no lo estoy aprovechando.

Aprendí que la autodisciplina es la habilidad de dirigir y regular todas las diversas partes de nuestra personalidad de modo que en vez de que seas inmovilizado por un conflicto interior, todos nuestros elementos psicológicos trabajen juntos en la misma dirección, hacia tus objetivos conscientemente elegidos.  Para ser más sencillos, la autodisciplina es el proceso de autodirección psicológica, en vez de un sólo rasgo de personalidad.

Entonces me tengo que preguntar: ¿Cómo puedo hacer lo que una parte de mi mismo no quiere hacer?

Entonces, me di cuenta de que debía vencer mi inactividad, dejar de ponerme excusas a mí misma cada vez que cogía el ordenador para escribir: tengo que ir a comprar, sería mejor que me pusiera a ordenar el armario que dije que lo haría esta semana, qué estará haciendo mi amiga Melisa, la voy a llamar, antes de escribir debería estudiar más sobre cómo se cuenta una historia. Esas entre otras eran mis excusas habituales, sobre todo la última, siempre me decía cómo voy a contar una historia bien si no he estudiado suficiente las técnicas y herramientas para el desarrollo del arte de contar historias.

La pregunta es la siguiente: ¿Por qué nos engañamos a nosotros mismos para no escribir, cuando es justo lo que deseamos hacer?

Pues la respuesta está en los miedos mencionados anteriormente. Una de las causas de la postergación es el perfeccionismo, no terminar un escrito ya sea cuento o novela debe su fracaso a un autor con miedo a caer en su mediocridad.

Aprendí que uno mismo puede hallar mil justificaciones a la postergación, lo peor es el sentimiento de culpabilidad  siguiente, entonces intenté comprender por qué lo hacía.

La postergación es un problema complejo algunas de sus causas mencionadas anteriormente son: el perfeccionismo, inseguridad y falta de motivación.

Te propongo una pregunta si estas pasando por lo mismo: ¿Eres capaz de identificar qué te hace sentir esa inseguridad a la hora de escribir?

Una técnica que me sirvió mucho fue hacer una lista de las cosas por las cuáles postergaba el sentarme a escribir, por ejemplo:

  • Salir de compras
  • Hablar por teléfono
  • Buscar información
  • Leer libros que no tienen nada que ver con la propuesta de escritura.
  • Conectarme en internet y navegar por diferentes temas.

Y muchos más, la verdad es que soy muy creativa a la hora de excusarme ante la escritura. Esto me ayuda a entender porqué lo hacía, y que no me sienta culpable, si no, todo lo contrario era un problema de bloqueo. Le pasa a mucha gente.

Trucos extras:

  • Levántate temprano para escribir.
  • Prométete Recompensas.
  • Compite contigo mismo.
  • Márcate retos y objetivos.
  • Intenta llenar un cuaderno al mes.
  • Convive con tus distracciones.
  • Duerme 8 horas, escucha música que te guste, busca sentirte cómodo en todo momento.
  • Escucha tu voz interior.
  • Cambia los verbos “debo o tengo”, por “deseo o elijo”.

Espero que te sirva, a mí de hecho, me está ayudando, y este es unos de mis primeros objetivos.  

Recomendación: “Sobre el bloqueo de Escritor”, Barcelona, Península, 1997, Victoria Nelson.

En este manual, válido no sólo para la escritura, sino para todo tipo de creación artística, Victoria Nelson reflexiona y aporta soluciones al tema del bloqueo del principiante, la procrastinanación, la relación amo- esclavo, el perfeccionismo y la crítica, las ambiciones excesivas, el mito de las posibilidades ilimitadas y la reescritura obsesiva.

Finalmente, explica que el bloqueo en la escritura se puede entender y utilizar como una magnífica, fuente de creación.

 

 

 

 

 

 

Comments

Leave a comment

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL